Previo Posiciones 2019: Mariscales

Previewing the Oakland Raiders quarterbacks heading into 2019 Training Camp. The group is featured by Derek Carr with newcomers Mike Glennon and Nate Peterman.

Nuestra serie de análisis previo al campamento de entrenamiento de los diferentes grupos del equipo inicia con los mariscales de campo.

Como es de esperarse, Derek Carr será el titular en lo que será su sexta temporada con el equipo, pero de nueva cuenta veremos caras nuevas en los refuerzos con Mike Glennon y Nathan Peterman integrnadose al equipo para esta temporada.

Peterman firmó con el equipo en diciembre del año pasado, pero no tuvo acción el resto del 2018.

Veamos mas a detalle quienes son el trio de mariscales que forman parte del plantel previo al campamento de entrenamiento y quienes de ellos estarán buscando asegurar un lugar para la temporada regular

Cara Familiar:

Derek Carr

Caras Nuevas:

Mike Glennon

Nathan Peterman

Duelo a Seguir:

No exactamente el duelo más llamativo pero la pelea por quien será el refuerzo de Carr estará entre Mike Glennon y Nathan Peterman.

Es bueno tener un buen refuerzo en esta posición ya que aunque en ocasiones no vean mucha acción, son una pieza importante ya que en cualquier momento se pueden requerir de sus servicios, sea por lesión del titular o simplemente para dar un respiro cuando algún partido está mas que asegurado o en su defecto es causa perdida y no tiene caso arriesgar una lesión o desgaste del titular.

Carr ha demostrado durabilidad año con año en la NFL al solo perderse dos partidos en los últimos tres años. Pero, aun así, su refuerzo del año pasado, A.J. McCarron, tuvo dos participaciones.

Mike Glennon tiene mas experiencia al haber jugado 22 partidos como titular a diferencia de cuatro por parte de Peterman cuando formó parte de los Buffalo Bills antes de llegar al final del 2018 a Oakland por lo que es seguramente tendrá la justa oportunidad de competir por tal rol.

Sin embargo, no hay que descartar que Glennon presione a Carr a ser mejor ya que al haber sido titular, siempre queda el deseo de serlo de nuevo. Esta será su séptima temporada en la NFL y su conocimiento pondrá a prueba el entendimiento de Carr sobre el sistema de Gruden.

Por su parte Carr deberá mejorar considerablemente en su segundo año bajo la tutela de Gruden considerando las contrataciones de Antonio Brown y Tyrell Williams como receptores y contar con la protección de Trent Brown en la línea ofensiva. Difícilmente Carr será reemplazado por Glennon a menos de una lesión grave o una verdadera debacle por parte de Carr en su desempeño, pero si propiciará que se aplique más.

Este duelo habría sido más interesante si el equipo no hubiera dado de baja hace un mes a Landry Jones, quien firmó con el equipo durante el periodo de agencia libre, pues su experiencia como relevo en Pittsburgh y buena actuación en partidos en los que jugó, incluyendo algunos como titular le daba la ventaja para ser el principal refuerzo de Carr.

Historia a Seguir:

En este caso será, como ya se hizo alusión, la mejora y avance que tenga Derek Carr en su segundo año en el sistema ofensivo de Jon Gruden.

No hay duda del talento innato que tiene DC, ya lo ha demostrado una y otra vez, pero será interesante ver que tanto control tendrá en su segunda temporada con Gruden.

Durante los primeros cinco años de su carrera, el egresado de Fresno State no ha tenido el lujo de una consistencia en lo que se refiere al plantel de entrenadores, pero Gruden y su personal están asegurados a largo plazo, por lo que eso ya no deberá ser un factor en contra para Carr.

La unica vez previa en la que Carr tuvo algo de consistencia en lo que se refiere al esquema ofensivo fue en el 2016, su segundo año, cuando Bill Musgrave era el Coordinador Ofensivo y Carr lanzó 28 pases de anotación con solo seis intercepciones y estaba en consideración para ser el Jugador Más Valioso del Año hasta que se lesionó faltando dos partidos por jugar en la temporada regular.

Es de esperarse que Carr tenga un buen año en el 2019, sin duda, por lo que será emocionante ver que tanto ya ha mejorado y continua haciéndolo durante el campamento, pretemporada y temporada regular.

Estar atentos a…

Definitivamente será el progreso de Carr en el 2019. En el 2018 tuvo momentos sobresalientes en lo que fue su primer año con Gruden pero el segundo año bajo cualquier sistema normalmente resulta en un mejor entendimiento de las idiosincrasias del esquema.

También no hay que olvidar que Carr tendrá a su disposición el talento de Antonio Brown, entre otros, por lo que el 2019 podría ser una temporada muy emocionante, en particular par la afición de Oakland siendo posiblemente la última del equipo en el Coliseo.

No hay que descartar estar atentos a los agentes libres y jugadores que sean dados de baja por otros equipos ya que, si el duelo entre los refuerzos no convence a Gruden y Mayock, estos podrían firmar a otro jugador para causar mayor competencia detrás de Carr durante la pretemporada. Esto a pesar de ya haber tenido cuatro mariscales en algún momento durante el receso de temporada. Sin embargo, considerando la distribución de tiempo de juego durante los partidos de pretemporada, será limitada la acción que tenga cualquiera de ellos para demostrar sus habilidades y asegurar dicho rol.

Dudas a disipar al final del campamento de entrenamiento:

Sencillo, quien será el refuerzo, Mike Glennon o Nathan Peterman. Aparte de ver que tan listo está Carr para su segundo año bajo el mando de Gruden y que tan recuperado esta su cuerpo después de haber sido capturado en 51 ocasiones.

Related Content

Advertising