Advertising

Tom Flores Merece el Salón de la Fama

Momentos sobresalientes de la carrera de Tom Flores quien recientemente fue nominado al Salón de la Fama de Football.

Tom Flores tiene cuatro anillos de Super Bowl. ¡Cuatro! Pero no está en el Salón de la Fama. George Seifert y Jimmy Johnson son los otros dos entrenadores en jefe con dos victorias en el Super Bowl que tampoco están en el Salón de la Fama. Flores tiene marca de 83-53 en partidos de temporada regular con los Raiders entre 1979 y 1987. En la postemporada quedó con marca de 8-3.

Frecuentemente la comparación con sus contemporáneos es el estándar por el cual se considera una candidatura. El antecesor de Flores, John Madden tiene marca de 103-32 con un título de Super Bowl y es integrante del Salón de la Fama. Marv Levy, quien fue entrenador 17 años con los Chiefs y Bills, participó en cuatro Super Bowls aunque no ganó ninguno pero también es integrante. Bud Grant, quien ganó un titulo de la NFL, pero nunca un Super Bowl, es integrante.

Flores ingresó a la American Football League como agente libre en Julio de 1960 cuando firmó con los Oakland Raiders poco antes de que iniciarán su primer campamento de entrenamiento en Santa Cruz. El egresado de College of the Pacific y originario de Fresno, California, había jugado a nivel semi-profesional en el valle central de California e intentó ganarse un lugar en la Canadian Football League y con los Washington Redskins de la NFL. Pero una lesión en el hombro afectó sus aspiraciones profesionales. Después de recibir una llamada de los entonces Oakland Señors en Abril de 1960, Flores rehabilitó su hombro y se reportó con el equipo en Julio.

El 11 de Septiembre de 1960, Flores se convirtió en el primer mariscal de campo de titular en la historia de los Raiders y en el primer mariscal de campo latino en ser titular en la historia del football profesional cuando los Raiders perdieron ante los Houston Oilers, 37-22, en el Kezar Stadium de San Francisco. El primer pase de anotación de Flores como profesional fue a Tony Teresa durante el segundo cuarto. Fue el primero de los 93 pases de anotación que lanzó en su carrera.

Entre 1960 y 1966, Flores participó en 84 partidos, 64 como titular completando 810 pases de 1,640 intentos para 11,635 yardas 93 pases de anotación y 92 intercepciones. Esta clasificado en séptimo lugar en la historia del equipo en yardas aéreas. En 1962 no pudo jugar por padecer de tuberculosis.

Después de participar por primera ocasión en el Pro Bowl en 1966, fue intercambiado a Buffalo por el mariscal Daryle Lamonica en Abril de 1967. Dos años después llegaría a los Kansas City Chiefs donde fue integrante del equipo que ganó el Super Bowl IV y donde terminaría su carrera profesional como jugador.

Sus inicios como entrenador fueron con los Bills en 1971 como entrenador de mariscales y en 1972 se integró a los Raiders como entrenador de receptores. Ganó su segundo anillo de Super Bowl, como entrenador asistente, con los Raiders en el Super Bowl XI en 1976. En 1977 fue quien dijo la frase “Ghost to the Post,” mientras enviaba la jugada durante la victoria en la ronda divisional de AFC ante los Baltimore Colts. Cuando John Madden se retiró después de la temporada de 1978, Flores ascendió al puesto de Entrenador en Jefe en 1972 a la edad de 42 años.

Durante su estancia, Flores ayudó a mantener la calma durante dos paros laborales (1982 y 1987), el cambio de los Raiders Los Ángeles (1982) y las cinco participaciones de postemporada del Plata y Negro más los dos campeonatos de Super Bowl.

Después de guiar al equipo a una marca de 9-7 en 1979, Flores tuvo que lidiar con la lesión de Dan Pastorini por fractura de pierna en la Semana 5 de la temporada de 1980. Como consecuencia tuvo que poner a Jim Plunkett en los controles de la ofensiva. Los Raiders lograron marca de 11-5 y clasificaron a la postemporada como equipo comodín.

Los Raiders se convertirían en el primer equipo comodín en ganar el Super Bowl al derrotar 27-10 a los Philadelphia Eagles en el Super Bowl XV. Flores se convirtió en el primer Entrenador en Jefe latino en ganar el Super Bowl mientras que Jim Plunkett se convirtió en el primer mariscal de campo latino en ganar uno y ser nombrado Jugador Más Valioso del mismo.

En 1982, el equipo se mudó a Los Ángeles y antes de que pudieran jugar su primer partido en su nueva sede, hubo un paro laboral. Cuando se reanudaron los partidos, los Raiders recibieron a los San Diego Chargers en partido de Lunes por la Noche y remontaron una desventaja de 24-0 al medio tiempo para ganar 28-24 en lo que fue uno de los mejores partido en la historia de la franquicia.

En 1983, Flores llevó a los Raiders a una marca de 12-4 y un titulo divisional. El Plata y Negro ganó su segundo Super Bowl en cuatro años al derrotar 38-9 a los previos campeones, los Washington Redskins, en el Super Bowl XVIII.

Después de retirarse como entrenador en 1987 y seguir con los Raiders en un rol administrativo, Flores se convirtió en el primer latino en ser presidente de un equipo profesional cuando asumió ese rol y el de gerente general en 1989 con los Seattle Seahawks. Entre 1992 y 1994 también fue entrenador de los Seahawks. En 1997 se integró como analista de radio de los Raiders, labor que realizó por 20 años hasta el 2017.

Su record general como entrenador es de 97-87. Once integrantes del Salón de la Fama jugaron bajo el liderazgo de Tom Flores, 10 de ellos con los Raiders y otro con los Seahawks.

En el 2011, fue reconocido con el Premio Roberto Clemente por Excelencia en Deportes por parte del Consejo Nacional de La Raza. En el 2012, Flores fue seleccionado al Salón de la Fama Deportivo del Área de la Bahía. En 2017, Flores recibió el reconocimiento National Trailblazer Award por parte de the League of United Latin American Citizens.

Se ha dicho que uno de los parámetros para definir los méritos para elección al Salón de la Fama es si se puede o no hacer un recuento de la historia del Football profesional sin mencionar a dicho individuo. En el caso de Tom Flores, no hay forma de hacer referencia a la historia del deporte sin mencionarlo. Borges emitió una opinión similar en el 2015. Sus logros como solo entrenador en jefe lo califican por si solos. Pero cuando se considera todo, su carrera como jugador, sus cuatro anillos de Super Bowl, su rol como directivo y su trayectoria como analista de radio, sin duda alguna Tom Flores pertenece en el Salón de la Fama de Football.

Logros de Carrera:

1960: Primer partido como mariscal titular en la historia de los Raiders.

1963: Supera las 400 yardas por primera ocasión en la historia de los Raiders.

1966: Seleccionado al Pro Bowl.

1969: Integrante de los Kansas City Chiefs que ganó el Super Bowl IV.

1972: Se integra al plantel de entrenadores de los Raiders.

1976: Integrante del plantel de los Raiders que ganó el Super Bowl XI.

1979: Promovido a Entrenador en Jefe de los Raiders.

1980: Primer entrenador en jefe de origen latino en ganar el Super Bowl; Raiders son el primer equipo comodín en ganar el Super Bowl (XV).

1983: Gana el Super Bowl XVIII al frente de los Raiders.

1985: El corredor Marcus Allen designado Jugador Más Valioso de la NFL.

1987: Se retira como entrenador al finalizar la temporada.

1989: Se integra a los Seattle Seahawks como el Presidente y Gerente General de origen latino.

1992: Asume el rol de Entrenador en Jefe de los Seahawks.

1994: Se retira por segunda ocasión como entrenador.

1997 - 2017: Integrante del equipo de transmisión de radio de los Raiders.

2011: Recibe el Premio Roberto Clemente por Excelencia en Deportes por parte del Consejo Nacional de La Raza

2012: Seleccionado al Salón de la Fama Deportivo del Área de la Bahía.

2017: National Trailblazer Award - League of United Latin American Citizens.

Advertising