Análisis de Posición 2017: Profundos

072517-safeties-cp.jpg

Ahora toca revisar al grupo de profundos que forman parte del Plata y Negro.

Tanto Karl Joseph como Reggie Nelson están de regreso en el equipo. A este dúo se suma el egresado de UConn, Obi Melifonwu, quien fue seleccionado en la segunda ronda (56 en general) del Draft 2017.

El entrenador de la defensiva secundaria, Rod Woodson, tendrá un grupo lleno de talento en el 2017 por lo que en vísperas del campamento veamos quienes son la ultima línea de defensa ante el ataque aéreo.

*Se incluye también a Shalom Luani y Keith McGill, dos jugadores enlistados como defensivos secundarios en la lista del equipo.

Anthony Cioffi

2016: 63 derribes, dos intercepciones y cuatro pases defendidos con los RUTGERS SCARLET KNIGHTS.

Después de iniciar su carrera universitaria como esquinero, Cioffi jugó como las ultimas dos temporadas en Rutgers como profundo y quedó como líder en el equipo con 63 derribes en su ultimo año.

Su habilidad para jugar múltiples posiciones le servirá mucho en su búsqueda por un lugar en la lista final de este o cualquier otro equipo de la NFL. Al igual que muchos jugadores con pocas posibilidades, su desempeño en equipos especiales también será parte bien analizada cuando se decida su futuro en el equipo.

Rickey Jefferson

2016: 23 derribes, una intercepción u un pase defendido con los LSU TIGERS

Jefferson solo participó en cinco partidos en LSU durante el 2016 pero aun así fue muy productivo durante su tiempo dentro del terreno de juego.

Jugar en la SEC le dio la oportunidad de jugar en contra del mejor talento colegial del país y eso le beneficiará durante el campamento y la pretemporada.

La estrella preparatoriana es muy ágil y seré interesante ver su desarrollo con utilería completa.

Karl Joseph

2016: 76 derribes, una intercepción, seis pases defendidos y un balón recuperado.

Aun cuando Joseph no jugó en los últimos cuatro partidos del 2016 por una lesión en el pie, se puede decir que si tuvo un buen año de novato.

Su 76 derribes lo dejó como líder entre los novatos del equipo y sus seis pases defendidos fueron el cuarto mejor total en el equipo.

El 2017 será su segunda temporada y ahora tiene el beneficio de haber participado de lleno en el Programa de Acondicionamiento durante el receso de temporada al igual que estudiar más a conciencia el sistema defensivo de su coordinador, Ken Norton. Algo que no pudo hacer el año pasado.

Durante su año de novato demostró explosividad y al finalizar el año se estableció como jugador de impacto, sin embargo en el 2017 se espera que haga eso y mas de manera constante.

Shalom Luani

2016 : 68 derribes, 8.5 derribes para perdida de yardas, dos capturas, cuatro intercepciones, seis pases defendidos y un balón forzado con los WASHINGTON STATE COUGARS

El Gerente General Reggie McKenzie lo escogió en la séptima ronda (221 en general) del Draft 2017. Siendo honestos es uno de los novatos que si hay que tener presente durante la pretemporada.

Luani tiene un historial interesante, aparte de que demostró buen instinto durante el Programa de Acondicionamiento.

Siempre hay jugadores que pueden pasar desapercibidos pero al final tiene un buen impacto en la temporada y es posible que Luani sea uno de ellos.

Keith McGill II

2016: 16 derribes y un pase defendido.

McGill particpó en los 16 partidos del 2016, primera ocasión en que logra tal hazaña en su carrera. Su principal aportación fue en equipos especiales aunque fue titular en la defensiva en dos partidos.

Es muy probable que su principal contribución siga siendo en equipos especiales durante el 2017 pero si el año pasado demostró algo es que el rol de cualquier jugador puede cambiar en un instante.

Marcus McWilson

2016: 69 derribes, 4.5 derribes para perdida de yardas, una intercepción y un touchdown con los KENTUCKY WILDCATS

McWilson mejoró sus estadísticas de manera progresiva cada temporada que estuvo en Kentucky.

Con solo cuatro intercepciones en su carrera colegial, demostró ser un buen tacleador y deberá demostrar eso de manera constante a los entrenadores durante el campamento.

También deberá demostrar que tan efectivo puede ser en los equipos especiales.

Obi Melifonwu

2016: 128 derribes, dos derribes para perdida de yardas, cuatro intercepciones, un balón recuperado con los UCONN HUSKIES.

Melifonwu tuvo una buena trayectoria en UConn pero en realidad fue durante el Scouting Combine 2017 en Indianápolis en que se dio a conocer.

El ágil atleta dominó durante la sesión en Indianápolis e impresionó a personal de toda la NFL al igual que los medios de comunicación con su desempeño en el arrancón de 40 yardas, salto de longitud y vertical.

Durante el 2016 hubo momentos en que los Raiders tuvieron problemas cubriendo a las alas cerradas de sus contrincantes y la percepción es que se seleccionó a Melifonwu por justa esa razón. Habrá que ver que más puede hacer una vez en el campo.

Melifonwu tuvo un buen desarrollo durante el Programa de Acondicionamiento pero no es suficiente para determinar su potencial como jugador hasta que no se le vea en acción a toda velocidad y con la utilería completa.

Reggie Nelson

2016: 86 derribes, cinco intercepciones, dos balones recuperados. Seleccionado al Pro Bowl

El tiempo pasa pero a Nelson no parece importarle.

En el 2016 Nelson jugó en su décima temporada en la NFL, sin embargo el veterano no mostró estragos por la edad y terminó en el año con cinco temporadas y una invitación al Pro Bowl.

A pesar de que está cada vez mas cerca del final de su carrera, se espera que Nelson aporte mucho al fondo de la defensiva durante el 2017. Está consciente de que su rol incluye ser un mentor de los jugadores más jóvenes, pero no crean que cederá fácilmente su tiempo dentro del terreno de juego.

Nelson es muy talentoso aun a sus 33 años y su presencia fuera y dentro del campo es invaluable.

Cosas que considerar:

¿Qué tanto ha mejorado Karl Joseph?

La integración de Obi Melifonwu es entendible como debe de ser, sin embargo la expectativa es ver como habrá de mejorar Joseph en su segunda temporada.

No hay que olvidar que Joseph casi no pudo participar en el Programa de Acondicionamiento del año pasado ya que se estaba recuperando de una lesión en la rodilla y ese tiempo fuera de acción es crucial para cualquier novato en vísperas de su primer temporada en la NFL.

Ahora Joseph está recuperado y con un año de experiencia y en el 2017 podría sobresalir.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising