Derek Carr Disfruta Trabajar con Jon Gruden

El 2017 debió haber sido el gran año de Carr.

Si recordamos la víspera de Navidad del 2016, donde los Raiders tenían marca de 13-3 y acababan de asegurar su primera clasificación a la postemporada desde el 2002 y estaban a punto de asegurar su primer campeonato divisional de la AFC West.

Muchos recordarán lo que paso después; Carr se fracturó la fíbula en la segunda mitad de una victoria contundente sobre los Indianapolis Colts y unas semanas después el Plata y Negro perdería ante los Houston Texans en la Ronda de Comodines de la Postemporada.

Carr se había recuperado y la potente ofensiva de los Raiders había adquirido más refuerzos incluyendo a Marshawn Lynch, el mismo que se había retirado un año antes y que regresó solo para jugar con el equipo de su ciudad natal.

Al final de la temporada, Carr y los Raiders quedaron con marca de 6-10 y eso propició que Jack Del Rio fuera despedido. Por ello al paso de unos meses de haber cambiado entrenadores, Carr reflexionó en lo que fue su cuarta temporada en la NFL.

Este reinicio ha propiciado que Carr tenga a nuevo Entrenador en Jefe en su carrera dentro de la NFL, sin embargo Jon Gruden, Greg Olson y el resto del plantel de entrenadores de la ofensiva no solo le han dado un nuevo giro y energía al #4, sino que también la han dado un sentido de consistencia.

"El Entrenador Gruden y yo hemos reiniciado a la par y con suerte tendremos 10 años de éxito, mejorando año con año," dijo Carr. "Cuando llega un nuevo entrenador y hace eso con todos, no solo conmigo, sino con todos, es una preocupación menos. Es como decir, ya paso lo que sea que haya sido, vamos a lo que sigue. Vamos a divertirnos y trabajar duro. Eso es todo lo que sé. Durante los siguientes años, los que sean que continúe jugando, algo que no podrán decir de mi es que no dí el máximo esfuerzo. Voy a hacer todo lo posible para avanzar. Esos primeros cuatros años pasaron muy rápido. Ya estoy por iniciar mi quinta temporada. Por lo que voy a disfrutar al máximo el tiempo que me quede como jugador."

"Me reúno con él cada mañana," dijo Carr. "Me dirá algo en la reunión de las 5:30 y después no lo volverá a mencionar el resto del día y después durante la practica lo saca a flote. Eso es después de todas las reuniones, platicas y otras cosas con el fin de asegurarse que estoy al tanto de todos los detalles desde la mañana. Constantemente me empuja para que de todo de mi. Ha sido muy divertido, no lo niego. Ha sido una bendición, eso de seguro."

Un Derek Carr motivado, recuperado y revitalizado en el 2018, es algo que tendrá muy preocupadas a las defensivas contrarias de la NFL.

Related Content

Advertising