Perfil: Jim Plunkett

111616-plunkett-esp.jpg

Escrito por Katie Agostin
Traducido por Salvador Flores Hernández

Jim Plunkett es mejor conocido por guiar al Plata y Negro a dos de sus tres victorias en el Super Bowl, sin embargo su legado trasciende más allá del campo.

Ayudó a abrir el camino para la comunidad latina al convertirse en el primer hispano en ganar el Trofeo Heisman entregado al mejor jugador universitario de la temporada, ganar el Super Bowl y ser designado Jugador Más Valioso (MVP) del mismo. Mientras que Plunkett ha acumulado varios reconocimientos durante su carrera en el fútbol americano, su trayectoria no ha sido sencilla.

La carrera de Plunkett inició en la Preparatoria James Lick de San José, California donde jugó como mariscal de campo y ala defensiva. En la preparatoria ayudó a que su escuela obtuviera su primer campeonato en 1964 y en su último año en el equipo los guió a una temporada invicta.

Su éxito en el campo llamó la atención de varias universidades. Aunque fue reclutado fuertemente en la preparatoria, Plunkett quería estar cerca de su familia, ya que sus papás eran ciegos y por ello decidió estudiar en la Universidad de Stanford.

En un principio Plunkett no tuvo el éxito que esperaba en Stanford. A principios de su primer año fue sometido a una cirugía para remover un tumor benigno en su cuello y como consecuencia se vio limitado físicamente. Su entrenador en Stanford, John Ralston, le sugirió que cambiará de posición a ala defensiva, pero Plunkett estaba decidido a sobresalir como mariscal de campo.

Después de declararse inactivo en 1967, Plunkett logró ser titular por primera ocasión en su segundo temporada. Impuso récord en la conferencia (PAC-8) al lanzar para 2,156 yardas, récord que superaría en su penúltima y última temporada, respectivamente. En su penúltimo año impuso tres récords en la conferencia al lanzar 20 pases de anotación, acumular 2,673 yardas por aire y 2,786 yardas totales.

En su último año en Stanford logró marca de 8 victorias y 3 derrotas obteniendo el título de la conferencia. Con sus 2,715 yardas por aire, 18 pases de anotación y tres anotaciones terrestres fue reconocido con el Trofeo Heisman en 1970.

En 1971, Plunkett se declaró elegible para el Draft de la NFL y fue seleccionado con la primera selección general por los New England Patriots. En su año de novato guió a su New England a su mejor marca en cinco años al terminar con foja de 6-8. Fue designado Novato del Año de la Conferencia Americana (AFC) después de completar 158 pases de 328 intentos para 2,158 yardas con 19 pases de anotación y 16 intercepciones. Sin embargo el éxito de inicio de Plunkett en su primer temporada en la NFL tendría un declive abrupto.

Después de un segundo año decepcionante en el que los Patriots terminaron con foja de 3-13, El Entrenador en Jefe John Mazur fue reemplazado por Chuck Fairbanks quien impuso un nuevo esquema ofensivo. Plunkett, quien nunca había jugado en un esquema de optativa, tuvo que implementarlo bajo la tutela de Fairbanks.

Plunkett solicitó ser intercambiado cuando terminó su contrato y regresó al Área de la Bahía para jugar con los San Francisco 49ers. Plunkett no dio los resultados que quería con los 49ers y fue despedido después de dos años.

"Ser despedido por los 49ers fue el punto más bajo de mi carrera," dijo Plunkett. "Pensé en retirarme del fútbol americano y dedicarme a otra cosa. Probablemente los críticos tenían razón. Decían que estaba cansado, desgastado y que ya no podía jugar, pero soy una persona testaruda."

Plunkett tocó fondo en su carrera pero Al Davis y los Raiders le dieron otra oportunidad.

Cuando el mariscal titular, Dan Pastorini, se lesionó en la Jornada 5 de la temporada de 1980, Plunkett lo sustituyó y se mantuvo como el titular durante el resto de la temporada.

Con Plunkettal mando, los Raiders ganaron 9 de los 11 partidos restantes de la temporada regular para terminar con marca de 11-5 logrando clasificar a la postemporada como equipo comodín. Los Raiders se convirtieron en el primer equipo comodín en llegar al Super Bowl desde que la NFL adoptó ese formato de postemporada en 1978 después de derrotar a los Houston Oilers, Cleveland Browns y San Diego Chargers.

En el SuperBowl XV, los Raiders tomaron una ventaja de 14-0 en el primer cuarto y no se dejaron alcanzar derrotando a los Philadelphia Eagles, 27-10. Con la victoria Plunkett se convirtió en el primer mariscal de campo latino en ganar el Super Bowl y ser designado Jugador Más Valioso del mismo. También ganó el reconocimiento "NFL's Comeback Player of the Year", al reavivar su carrera con 165 pases completos de 329 intentos para 2,299 yardas con 18 pases de anotación y 16 intercepciones durante la temporada regular más 839 yardas, 7 pases de anotación y solo 3 intercepciones en la postemporada.

"Al llegar a los Raiders me permitieron hacer la que sabia hacer mejor y eso era lanzar el balón," dijo Plunkett. "Estaba en una situación en la cual pude ayudarlos a ganar rodeado con el talento que tenían en esos días. Personalmente fueron buenos años para mí ya que pude demostrarles a los críticos que estaban equivocados y por que era un buen momento para estar con los Raiders, sin duda alguna."

Tres años después llevó a los Raiders a su tercer Super Bowl en ocho años, en el cual ganaron 38-9 derrotando a los Washington Redskins en el Super Bowl XVIII. Plunkett terminó el partido con 16 pases completos de 25 intentos para 172 yardas y un pase de anotación.

Plunkett se retiró después de la temporada de 1987 y aunque ya no está en el campo de juego, se mantiene activo con el equipo.

Durante 20 años trabajó en televisión y radio cubriendo partidos de pretemporada gracias a que Al Davis lo contrató para trabajar con los Raiders. Actualmente es anfitrión de un segmento semanal con Nicole Zaloumis para el Silver & Black Show. Durante el segmento resalta lo principal del próximo oponente y analiza las jugadas sobresaliente del partido anterior.

"Me mantiene involucrado en el deporte," dijo Plunkett. "Disfruto mucho estar cerca de los nuevos jugadores y entrenadores. El deporte siempre está evolucionando así que es una oportunidad para mí y ver qué es lo que está sucediendo en el fútbol americano profesional."

Plunkett viaja con el equipo y funge como portavoz del equipo durante los partidos y en diversos eventos y recientemente fungió como embajador de los Raiders en la Ciudad de México durante el tercer día del Draft.

Durante su vida ha enfrentado muchos obstáculos pero su determinación y la oportunidad que le dio Davis para reavivar su carrera han hecho de Plunkett una leyenda de los Raiders de por vida y un pionero para la comunidad latina.

"Le debo mucho al Sr. Davis," comentó Plunkett. "Me contrató y a pesar de tener otras ofertas no quise irme de California otra vez a jugar en otro lugar. Me dio esa oportunidad y mi trabajo fue aprovecharla y por suerte así lo hice."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising