Raiders no logran completar remontada en Tennessee

Por apenas la tercera vez en los últimos 17 años, los Raiders arrancaron una temporada con derrotas en sus primeros tres juegos de la temporada al ser vencidos en patio ajeno 24-22 por los Titanes en partido correspondiente a la semana 3. Cada uno de esos descalabros ha sido por una posesión, en duelos donde Las Vegas tuvo el ovoide sobre el final del enfrentamiento con la posibilidad de tomar la ventaja o empatar el marcador.

"Tenemos que hacer algunas modificaciones, ellos hicieron unas cuantas jugadas mejor que nosotros y son ya tres partidos que se definieron sobre el final," dijo el receptor abierto Davante Adams. "Necesitamos aprender la manera de empezar mejor y como cerrar estos juegos. Ese es mi mensaje (como uno de los líderes): tenemos que arrancar de buena manera, no podemos estar 'planos' temprano para ponernos en mejor posición al dejar nuestro pie en el acelerador conforme avanzamos para irnos al frente.Y si no, tenemos que venir de atrás en una situación así, que no es ideal pero aún tienes la oportunidad y necesitas que encontrar la manera de ganar."

No poder jugar al mismo ritmo que Tennessee tuvo en la primera mitad le acabó costando a Las Vegas la oportunidad de obtener su primera victoria del 2022, ya que se fueron al medio tiempo abajo 24-10 tras permitir touchdowns en las primeras tres series ofensivas de los Titanes, en las cuales el corredor Derrick Henry fue el gran protagonista al sumar 106 de sus 143 yardas del partido entre los primeros dos cuartos.

Tras las modificaciones del descanso de medio tiempo, la defensa de los Raiders logró hacer un gran papel el resto del juego al no permitir que el conjunto dirigido por Mike Vrabel volviera a poner puntos en el marcador, limitándolos a 86 yardas y robándoles el balon en un par de ocasiones con Duron Harmon consiguiendo su primera intercepción enfundado en los colores negro y plata, además de detener en cuarta oportunidad y cuatro por avanzar a los Titanes en el último cuarto.

"Siento que en general defensivamente jugamos mejor como unidad. Respiramos profundo y tomamos una jugada a la vez," declaró el ala defensiva Maxx Crosby sobre el esfuerzo defensivo de Las Vegas en la segunda mitad, en la cual consiguió su segunda captura de la campaña. "Es lo que estamos intentando enfatizar, el no pensar o hacer de más. Simplemente salir y ejecutar una jugada a la vez, es todo lo que puedes hacer."

La ofensiva de los Malosos logró ser efectiva moviendo el balón al producir un total de 396 yardas, séptimo juego consecutivo con al menos 300 yardas de producción al ataque. Se metieron a la zona roja 6 veces en el partido, pero solamente encontraron la manera de meterse a las diagonales en un par de ocasiones. Tuvieron que conformarse con goles de campo de Daniel Carlson en tres de las veces que estuvieron dentro de la yarda 20 rival y en la restante el pase de Carr no logró ser acorralado por Darren Waller y terminó siendo interceptado.

"Tuvimos oportunidades. Pudimos mover el balón, pero cuando llegas ahí (a la zona roja) necesitas correr el balón si te juegan con cobertura o encontrar receptores en duelos personales porque teníamos a jugadores con doble marcación," apuntó el entrenador en jefe Josh McDaniels. "En general necesitamos ejecutar. Tuvimos varios castigos ahí que nos dolieron, tenemos que eliminarlos antes de ser capaces de meter el balón a la zona de anotación. Fútbol americano situacional, hablamos mucho al respecto e intentamos trabajar mucho en ello y nos dolió hoy en la zona roja, además de que obviamente no fuimos buenos en terceras oportunidades".

A pesar de la derrota, el receptor abierto Mack Hollins brilló al sumar 8 recepciones y 158 yardas, ambas marcas personales, además de anotar su primer touchdown con los Raiders, el cual llegó tras la pausa de los dos minutos en cuarta y gol para los Raiders. Lamentablemente, el intento de empatar el juego de los Raiders fue frustrado al ser desviado el pase que Derek Carr lanzó hacia Darren Waller en el intento de la conversión de dos puntos.

"Frustrado y enojado," dijo Davante Adams sobre arrancar la temporada con marca de 0-3. "No es fácil ganar en esta liga, todos lo sabemos. Nadie espera que nuestros rivales se acuesten en el campo y nos den la victoria. Al final del día esperamos más de nosotros y haremos las cosas mejor conforme avance la temporada".

Las estadísticas no favorecen a los equipos que no han ganado en las primeras semanas de acción, al haber solo seis escuadras que han avanzado a la postemporada de la NFL tras iniciar con marca de 0-3 desde 1980. Los Raiders tienen las armas y tiempo disponible para enderezar el rumbo en el que se encuentran, ahora lo que les falta es un juego completo. Porque en sus primeros tres partidos solo han jugado una buena mitad en cada uno de ellos.

"Vamos a entrar a la semana cuatro, hay mucho fútbol americano por delante," declaró el capitán defensivo Maxx Crosby. "El año pasado perdimos 5 de 6 en la mitad de la temporada. Si hubiéramos renunciado ahí, nadie hubiese hablado de ese año. Pero todo lo que se recuerda es que nosotros entramos a la postemporada. Últimamente eso es por lo que jugamos, pero en estos momentos todo lo que estamos intentando hacer es ganar y es difícil. Tenemos grandes jugadores, grandes entrenadores y hay que seguir adelante."

Los retos de gran nivel seguirán para los Raiders, al tener dos partidos divisionales a continuación. En primera instancia siendo anfitriones de los Broncos de Denver el 2 de Octubre en el Allegiant Stadium, y posteriormente visitando a los Jefes en Kansas City en lunes por la noche el 10 de Octubre. Para fortuna del equipo negro y plata, a pesar de arrancar sufriendo derrotas en sus primeros 3 juegos, el liderato divisional esta a solo 2 partidos de distancia con la combinación de resultados en la semana 3. Y si vencen a los Broncos y Jefes, podrían entrar a su semana de descanso a un partido de distancia del primer lugar del oeste de la americana.

Pero primero lo primero, necesitan ganar por primera vez en el 2022.

View photos from the Raiders' Week 3 matchup against the Tennessee Titans at Nissan Stadium.

Related Content

Advertising