Raiders Sufren en Gira

De alguna manera, los Raiders hicieron entretenido el partido disputado en el Paul Brown Stadium.

Después de un inicio complicado en la primera mitad durante la cual el Plata y Negro se vio con una desventaja de 20-7, Jon Gruden motivo al equipo quien se acercó a siete puntos en el marcador durante el ultimo cuarto, sin embargo, una anotación de Joe Mixon en un acarreo de 15 yardas fue el acabose del partido que esfumó las posibilidades de los Raiders de empatar y remontar el marcador.

Balones perdidos en combinación con una línea ofensiva mermada por lesiones y la inhabilidad de detener el ataque terrestre de los Bengals no fue la mejor receta para alzarse con la victoria como bien quedó claro.

Cuando el reloj marcaba ceros, el Plata y Negro perdía 30-16 y los Bengals habían acumulado poco más de 150 yardas en lo que fue la 11va derrota de los Raiders en el 2018.

A pesar de eso, la defensiva dio un buen desempeño ante el ataque aéreo, limitando al joven mariscal Jeff Driskel, quien solo completó 14 pases de 33 intentos. Sin embargo, no sería Driskel la piedrita en el zapato, fue el corredor Joe Mixon.

El egresado de Oklahoma acumuló 127 yardas totales, tan solo 84 yardas terrestres en la primera mitad, dando la pauta de lo que querían hacer los locales en su ofensiva.

Inclusive, la defensiva secundaria tuvo un buen partido en su mayoría, tan solo fue la combinación de no poder detener el ataque terrestre y algunos castigos en los momentos menos apropiados, aparte de una devolución de patada inicial de 77 yardas, los factores que al final frenaron la remontada de los Raiders.

En lo que concierne a la ofensiva, la ya mencionada línea ofensiva parchada con Chaz Green como guardia izquierdo y Denzelle Good como guardia derecho, no permitió a Derek Carr encontrar su ritmo y guiar de la mejor manera al resto de sus compañeros.

Con Kelechi Osemele dado de baja para el partido justo el viernes y Gabe Jackson entre los siete inactivos, Oakland se tuvo que apoyar en Green y Good en la parte interna de la línea ofensiva, por lo que la ausencia de Osemele y Jackson fue evidente ante Cincinnati.

Al final, los corredores de Oakland solo acumularon 49 yardas, 21 de ellas por parte de el ala cerrada Darren Waller, pero con la desventaja en el marcador desde un principio, los Raiders no tuvieron el lujo de correr el balón como hubieran querido, sumado a la constante presión de Sam Hubbard quien registró una par de capturas y un balón forzado.

Por su parte Derek Carr fue cuidadoso con el balón al completar 21 pases de 38 intentos, imponiendo marca de franquicia en pases completos consecutivos sin intercepción.

Con tres goles de campo, incluyendo uno de 50 yardas, el novato Daniel Carlson probablemente fue quien mejor partido tuvo en lo individual por parte de los Raiders. Aun así no fue suficiente para conseguir la victoria y como resultado los Raiders ahora cuentan con marca de 3-11 en el 2018 con dos partidos por disputar en la temporada regular.

La próxima semana los Raiders recibirán la visita de los Denver Broncos en Nochebuena en lo que será el ultimo partido en casa del 2018 para el Plata y Negro para después terminar la temporada en Kansas City.

Photos of the game action during the Raiders' Week 15 matchup with the Cincinnati Bengals at Paul Brown Stadium.

Advertising