Lopez Visita Museo de Animales

 

story.jpg

*Foto de Patti Turner. *
El tackle defensivo Mauricio Lopez comparte junto a estudiantes en el Museo Lindsey de Animales.

Los Raiders de Oakland le dieron la bienvenida en octubre del 2008 al Museo Lindsay de Animales como uno de los patrocinadores comunitarios de la temporada 2008. La relación ha sido fructífera y mutualmente beneficiosa ya que varios grupos infantiles han realizado visitas a los partidos de casa de los Raiders y al Museo Lindsey de Animales así como a los otros patrocinadores comunitarios, entre los que se incluyen el Museo de Oakland, el Zoológico de Oakland y el Centro Chabot de Ciencia y Espacio.

El jugador internacional de la escuadra de prácticas de los Raiders, el tackle defensivo Mauricio Lopez, visitó recientemente el Museo Lindsay de Animales en Walnut Creek, California, donde participó en una clase con un grupo de estudiantes contestando preguntas y posando para fotos.

Lopez y los estudiantes tuvieron la oportunidad de interactuar con víboras y realizar un recorrido tras bambalinas del museo aprendiendo sobre los esfuerzos de voluntariado de la comunidad por mantener la vida silvestre. Lopez y los estudiantes tuvieron la oportunidad de observar varios animales indígenas mientras caminaban por el museo.

Había una variedad de búhos descansando, halcones mostrando sus plumas y un coyote merodeando en un albergue improvisado. Todo el recorrido propició sonrisas por parte de los niños que tuvieron la oportunidad de aprender cosas interesantes sobre los animales que tenían frente a ellos.

"Fue una tarde muy amena. Los niños se divirtieron mucho, siempre es bueno convivir con ellos, sobretodo cuando es algo divertido," dijo Lopez. Mauricio jugó en el Tecnológico de Monterrey CEM y se unió este año al Plata y Negro como miembro de la escuadra de prácticas. El ha aprovechado al máximo sus vivencias en el Área de la Bahía fungiendo come embajador para los jóvenes locales compartiendo sus experiencias de vida en México.

"Todos se estaban riendo cuando estábamos jugando a las víboras y tortugas. Algunos de los niños estaban un poco asustados al principio pero se acostumbraron una vez que aprendieron algunas cosas sobre las especies que estábamos viendo," dijo Lopez. Mauricio quedó muy impresionado con las instalaciones del Museo Lindsay de Animales. "El recorrido con los niños estuvo bien. Tuvimos la oportunidad de ver a diferentes tipos de animales lo cual fue una gran experiencia."

La misión del Museo Lindsay de Animales es conectar a la gente con la vida silvestre para inspirar respeto y responsabilidad en el mundo que compartimos. Con un personal experimentado y más de 600 voluntarios que brindan 120,000 horas de servicio anualmente, el museo recibe a 100,000 visitantes por año y a 30,000 niños en recorridos escolares y otros programas. El museo atiende cada año a más de 6,000 animales silvestres lesionados o huérfanos que son traídos al hospital de rehabilitación que es el más antiguo y grande del país.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising