En Corto: Defensiva se Queda sin Respuestas Contra Tom Brady y Buccaneers 

El #27 se hizo presente

A pesar de los obstáculos que tuvieron los Raiders en contra de la ofensiva de Tampa Bay, el esquinero Trayvon Mullen jugó al máximo de su habilidad.

La defensiva perimetral de los Raiders tuvo las ausencias de Damon Arnette y Johnathan Abram, por lo que necesitaron de Mullen más que nunca. Salvo la anotación que permitió en el último cuarto y una interferencia de pase cubriendo a Mike Evans en tercera oportunidad, Mullen tuvo un desempeño respetable.

Mullen fue líder en derribes con nueve y desvió un par de pases. También ayudó a limitar a Evans a dos recepciones para 37 yardas.

Tom Brady todavía puede jugar

Previo al partido, muchos se preguntaban si Derek Carr podría destronar a otro legendario mariscal. Pero Brady demostró que todavía puede jugar.

Brady, con 43 años de edad, demostró que la edad es solo un numero en contra de de la defensiva de Las Vegas. Brady terminó el partido con 369 yardas aéreas y cuatro pases de anotación más uno propio por tierra.

"Ha demostrado que todavía es uno de los mejores," dijo Gruden a reporteros después del partido.

La presión de los Raiders desapareció

Parecía que la línea defensiva de los Raiders había dado un paso adelante después de derrotar a Patrick Mahomes y los Chiefs, sin embargo revirtieron a sus errores de principio de temporada.

La defensiva de Las Vegas no logró captura alguna de Brady. La línea ofensiva de Tampa Bay ganó la batalla de la trinchera durante el partido dándole justo el tiempo suficiente a Brady para realizar las jugadas desde atrás de ellos.

El grupo de apoyadores tampoco pudo presionar de manera efectiva teniendo que mantenerse la mayoría del partido en medio del campo en cobertura en contra de las alas cerradas y espiando a Ronald Jones. En contra parte la defensiva de Tampa Bay si tuvo éxito en presionar a Carr al capturarlo en dos ocasiones y conseguir dos derribes para perdida de yardas.

View photos from the Raiders' Week 7 matchup against the Tampa Bay Buccaneers at Allegiant Stadium.

Related Content

Advertising