Malosos son superados en Chicago

La racha ganadora de los Raiders fue cortada en dos triunfos al regresar a patio ajeno con su visita a Chicago donde sucumbieron 30-12, en duelo donde Las Vegas no encontró la forma de carburar a la ofensiva o defensiva para hacer del juego uno competitivo.

"No hicimos nada lo suficientemente bien en ninguna de las tres fases como para merecer la victoria", dijo el entrenador en jefe Josh McDaniels. "Cuidando el balón, ellos (Chicago) lo hicieron mucho mejor que nosotros. Corriendo el ovoide, controlando la línea de golpeo, jugando mejor en terceras oportunidades. Obviamente tenemos mucho trabajo por hacer y muchas cosas que mejorar. No fuimos lo suficientemente buenos para ganar en ninguna fase."

Brian Hoyer fue elegido por el staff de coacheo como el hombre en tomar los controles de la ofensiva de Las Vegas debido a la ausencia del mariscal de campo titular Jimmy Garoppolo, quien estuvo descartado en este partido debido a una lesión de espalda. Hoyer, veterano que está jugando en su decimoquinta temporada en la NFL, completó 17 pases para 129 yardas y dos intercepciones. La ofensiva negro y plata no pudo mover las cadenas en terceras oportunidades hasta en el tercer cuarto, convirtiendo en solo dos de las nueve ocasiones donde se encontraron en tercera oportunidad a lo largo del juego.

"La realidad es que es la NFL. No importa contra quién juegues el domingo, si no vienes y ejecutas, eso es lo que sucederá", declaró Hoyer. "Ellos salieron y jugaron mejor que nosotros. Ese es el resultado que ves. No importa lo que hagas durante la semana, importa lo que hagas el domingo, y hoy simplemente no lo hicimos bien."

Después de declarar durante la semana que le gustaría estar más involucrado en el plan de juego ofensivo para ayudar al ataque de los Raiders a estar en un mejor nivel, el receptor abierto Davante Adams encabezó al equipo con 7 recepciones para 57 yardas. Por su parte Jakobi Meyers consiguió su quinta recepción anotadora de la temporada, para ponerse a una de su marca personal, en una tarde donde sumó 7 recepciones para 50 yardas.

"Necesitamos mezclar (la ofensiva) un poco mejor para mantener a la defensa (rival) honesta y hacer el trabajo del mariscal de campo más fácil", declaró Adams. "Necesitamos echar a andar el ataque terrestre y todas las cosas con las que hemos batallado este año."

De nueva cuenta la ofensiva por tierra de los Malosos fue limitada de gran forma, acumulando 39 yardas en 14 acarreos, la producción terrestre más baja del 2023 para Las Vegas, quienes aún siguen sin llegar a 100 yardas por tierra en un partido esta temporada. En cambio, los Osos corrieron por encima de ellos con 38 acarreos para 173 yardas y poner a su equipo en posición ideal para mover el ovoide en el campo, metiéndose a las diagonales tres veces a la ofensiva y mantener a su ofensiva en el campo por más de 34 minutos.

La defensa total de los Raiders ingresó al juego clasificada número once en la liga, cumpliendo cuando se trata del ataque aéreo al limitar a su rival por cuarto juego consecutivo y quinta vez esta temporada por debajo de 200 yardas por medio de pases. El novato Tyson Bagent completó 21 de los 29 pases que intentó para 162 yardas y una anotación.

Por segunda vez en el 2023 Las Vegas salió de un emparrillado perdiendo en el marcador por múltiples posesiones, sumándose al descalabro ante los Bills en Buffalo (38-10 en la semana dos). El siguiente reto para los Raiders pasa del sotanero en la división norte de la conferencia nacional con Chicago (2-5) al líder de dicha división en Detroit (5-2). Los Malosos tendrán un día adicional de preparación al ser juego en horario estelar de lunes por la noche en el Ford Field. La escuadra de Josh McDaniels necesitará un partido drásticamente diferente ante un equipo que busca ser contendiente esta campaña y que viene de su peor partido a la ofensiva y defensiva al caer como visitantes ante Baltimore 38-6.

View photos from the Raiders' Week 7 matchup against the Chicago Bears at Soldier Field.

Related Content

Latest Content

Advertising