Previa: Raiders regresan a la acción; reciben a Houston 

Ocho días. Eso es lo que tuvieron los Raiders entre su partido cerrado en Kansas City frente a los Jefes y su primer entrenamiento después de su semana de descanso, al cual llegaron con las pilas recargadas de cara a su compromiso del domingo en el Estadio Allegiant frente a los Texanos de Houston, que al igual que Las Vegas no tuvieron juego este pasado fin de semana.

"Nos dio tiempo para relajarnos y cuidar nuestros cuerpos, además de que fue bueno ver a nuestras familias," dijo el safety Tre'von Moehrig. "Regresamos listos para trabajar y ponernos de nueva cuenta del lado ganador. Estoy emocionado de volver, de ver a mis compañeros y con ansias de jugar rápido mientras nos divertimos en el campo".

Después de tener retos grandes entre las primeras cinco semanas, incluyendo tres oponentes que calificaron a la postemporada en el 2021 como Arizona, Tennessee y Kansas City, además de ya haberse enfrentado a sus tres rivales divisionales por primera vez este año, Las Vegas sabe que su margen de error es minúsculo para pensar en hacer ruido el resto de la temporada. Ahora tienen la mira en el futuro al enfocarse en un juego a la vez, en tener marca de 1-0 cada semana. Esa es la única forma en la que pueden convertir lo que en estos momentos es un récord negativo, que los tiene en el sótano del oeste de la americana, a una marca positiva y todo comienza con los Texanos.

"Lovie Smith hace un gran trabajo teniendo un equipo constante de un año al otro. He entrenado contra equipos suyos muchas veces y tienen un estilo directo," declaró el entrenador en jefe Josh McDaniels. "(Houston) son un equipo duro y físico, cuidan el balón a la ofensiva, generan pérdidas de balón a la defensiva, son una de las mejores escuadras ante las que jugaremos en el área de equipos especiales. Tenemos que familiarizarnos con el estilo que usan, que es diferente a lo que hemos visto hasta el momento".

Al igual que los Malosos, Houston tiene múltiples derrotas por una posesión en la campaña 2022, esto a pesar de que los Texanos tienen a su defensa entre las 10 peores calificadas en puntos por partido (#31), defesa terrestre (#30) y defensa aérea (#23). Pese a permitir yardaje en grandes cantidades de sus rivales, han estado en partidos competitivos porque la defensa de Houston es la cuarta mejor limitando touchdowns de sus rivales en la zona roja (7 TD's en 18 posesiones) y son los mejores en la liga en cuanto a la cantidad de veces que sus oponentes han encontrado las diagonales estando con nuevo set de downs dentro de la yarda 10 (2 TD's en 8 posesiones).

Hobbs fuera, Averett y Turner listos para volver

El esquinero Nate Hobbs, quien ha sido titular los cinco partidos de los Malosos esta temporada, fue colocado en la lista de reserva lesionados por una lesión en su mano izquierda. Con ello, Las Vegas no contará con él hasta por lo menos el duelo de la semana 11 frente a los Broncos en Denver.

"Cuando cualquier jugador está fuera por lesión, especialmente uno del calibre de Nate, es momento de que el siguiente jugador alce la mano," apuntó el coordinador defensivo Patrick Graham. "Eso es lo más importante, porque es un deporte de contacto y las lesiones van a suceder. Solo esperas que esté haciendo lo que pueda para mejorar y recuperarlo lo más pronto posible. Nadie va a sentirse mal por nosotros al perderlo, así que nosotros tampoco lo haremos".

Para fortuna de los Malosos, uno de los dos jugadores que fueron formalmente designados para volver al equipo de la lista de reserva lesionados es otro esquinero: Anthony Averett, quien fue colocado en ella tras el partido de la semana uno ante los Cargadores, al igual que el receptor abierto DJ Turner. Tienen 21 días para ser puestos en el roster activo de 53 jugadores, pero tanto Averett como Turner formaron parte de la práctica del miércoles y no fueron listados en el reporte de lesionados, por lo que no tuvieron restricción alguna durante el entrenamiento.

"Me sentí bien y confiado de estar de regreso en el campo", dijo Averett después de su primer entrenamiento en más de cinco semanas. "Me tengo que acostumbrar a respirar de nuevo, tener mis pies en el lugar correcto y a correr a máxima velocidad con mis compañeros. Siento que puedo sumar más velocidad a la defensa, soy alguien rápido que puede jugar con cobertura personal y hacer cosas diferentes. Estaré listo".

Corre Josh, ¡corre!

No es coincidencia. Cuando los Raiders le han dado el ovoide a Josh Jacobs más de 20 veces esta temporada, esos son los juegos donde mejor se han visto y en ambos rompió sus marcas personales de yardas por medio de acarreos y yardas totales.

"Corrimos el balón, eso es lo único que puedo decir yo que se sintió diferente," declaró Jacobs sobre la diferencia entre los Malosos jugando de manera especial los últimos dos partidos. "Este deporte es sobre estar disponible, pero también de las cosas diferentes que puedes hacer y tener el mayor impacto en el campo, eso es algo grande".

En cada una de sus tres temporadas como profesional, el ex-corredor de Alabama ha disputado por lo menos 13 partidos, pero aún no ha logrado jugar una campaña completa sin perderse un juego. A diferencia de sus años anteriores, Josh dijo que no ha sentido dolor en su cuerpo y compartió que hizo cambios durante la temporada baja, incluyendo dos meses de preparación en Miami y el haber contratado a un nutricionista para tener una mejor alimentación.

Lazos Familiares

Mientras Josh McDaniels y Derek Carr nunca han formado parte de los Texanos, ese no es el caso con sus hermanos.

David Carr fue el primer jugador en la historia en ser elegido por la franquicia de Houston en el Draft de la NFL. Derek tenía tan solo 11 años de edad ese día y estuvo presente en el escenario para celebrar ese momento tan grande para su familia y a su hermano mayor, además de ser alguien que de manera continua estaba en las prácticas de los Texanos.

"Creo que yo fui uno de sus primeros aficionados y tengo tantas memorias en el que era el Estadio Reliant", dijo Derek Carr durante su conferencia de prensa semanal. "Pienso que tras los últimos nueve años algunos de esos sentimientos hacia ellos se han ido, pero tengo el mayor respeto por esa organización por la manera en la que trataron a mi familia".

En el caso de McDaniels, su hermano menor Ben ha estado en el staff de coacheo de Houston desde el año pasado, siendo el entrenador de receptores abiertos y coordinador de ataque aéreo en la actual temporada.

"Estos partidos siempre son interesantes, tengo mucho respeto y admiración por el trabajo que hace mi hermano," dijo Josh McDaniels sobre enfrentarse por sexta vez a su hermano como coaches en la NFL el domingo, donde el entrenador en jefe de los Raiders ha ganado 4 de los 5 enfrentamientos previos (3 de pretemporada y 2 de temporada regular). "Estas son cosas divertidas que en el futuro vamos a poder voltear y platicar sobre las veces que jugamos y entrenamos contra nuestros equipos. He intentado reclutar a mi mamá y papá al lado negro y plata esta semana y creo que estoy ganando esa batalla. Esta semana no hablaré mucho con mi hermano sobre fútbol americano."

Novatos Texanos en la mira

Los Texanos tienen como titulares a cuatro novatos que eligieron en el draft realizado en Las Vegas el pasado mes de Abril: el esquinero Derek Stingley (primera ronda), el liniero ofensivo Kenyon Green (primera ronda), el safety Jalen Pitre (segunda ronda), y el corredor Dameon Pierce (cuarta ronda). Todos ellos serán grandes desafíos para los Malosos.

"Son dos jugadores que no nos sorprendió el punto en el que fueron elegidos en el draft", apuntó Josh McDaniels sobre Derek Stingley y Jalen Pitre, ambos siendo tomados previo a la primera selección de Las Vegas en la tercera ronda. "Stingley es muy pegajoso en cobertura, tiene buenas habilidades de transición y con el balón. Está aprendiendo a hacerlo en nuestro nivel y es alguien que vamos a tener que estar conscientes sobre donde está en el campo. Y lo mismo con el safety (Pitre), ha hecho muchas jugadas, de hecho toda la secundaria, hay pocos equipos que ponen sus manos en el ovoide tanto como ellos. Es un gran reto para nosotros y ellos dos serán parte de él."

Aprovechar localía

El partido del domingo para los Raiders en el Estadio Allegiant será uno de tan solo dos que disputen en el de aquí a Diciembre, el único otro en ese lapso será el 13 de Noviembre ante los Potros de Indianápolis. En ese tiempo, van a tener dos viajes donde enfrentarán juegos consecutivos en patio ajeno, en primera instancia en Nueva Orleans y en Jacksonville, posteriormente ante Denver y Seattle.

Por ello, se eleva la importancia de este partido ante los Texanos para regresar de su semana de descanso con el pie derecho, elevando la moral y confianza del equipo para afrontar el resto de la temporada sintiéndose bien no solo por competirle a equipos, sino haciéndolo mientras obtienen victorias que los hagan pensar en poder crecer y evolucionar con Josh McDaniels como el mandamás del equipo.

Head inside Intermountain Healthcare Performance Center to view the best photos from the Silver and Black's Wednesday practice.

Related Content

Advertising