Advertising

Raiders Pierden 17-34

La primera serie ofensiva del partido en Baltimore resultó excelente para los Raiders.

Previo a la Semana 12, los Ravens ostentaban la mejor defensiva de la NFL al solo permitir un promedio de 300 yardas por partido, aun así, el Plata y Negro recorrió 81 yardas en 12 jugadas culminando en un acarreo de una yarda por parte de Doug Martin para conseguir el touchdown y así obtener una temprana ventaja de 7-0 después del punto extra.

Sin embargo, poco duró el gusto de los visitantes, pues a principios del segundo cuarto Cyrus Jones devolvió un despeje de Johnny Townsend 70 yardas hasta las diagonales. Después de dicha jugada los Ravens tomaron la ventaja que no cederían en todo el partido el cual lo terminarían ganando 34-17.

Una vez más jugadas de impacto afectaron a la defensiva de los Raiders, entre ellas una recepción de 74 yardas por parte de Mark Andrews, así como la inhabilidad de frenar el ataque terrestre de los Ravens.

En total los Ravens acumularon 230 yardas terrestre y su dominio por tierra es una razón clave por la cual se quedaron con la victoria.

La defensiva de los Raiders hizo buena labor en dificultar las cosas por aire para el mariscal Lamar Jackson limitando al novato 9 pases completos de 18 intentos para 140 yardas y 2 intercepciones en la primera mitad. Sin embargo, Jackson logró su mayor impacto por tierra al acarrear el balón en 9 ocasiones para 73 yardas y un touchdown.

Por necesidad los Ravens han tenido que recurrir al novato y mientras que su desempeño este domingo no fue espectacular, hizo lo suficiente aprovechando las habilidades de sus compañeros.

En cuanto a la ofensiva de los Raiders, Doug Martin promedió arriba de cuatro yardas por acarreo, pero en comparación a la semana pasada en Arizona, los Raiders no lograron establecer un ritmo en el ataque terrestre.

Derek Carr terminó el día completando 16 pases de 34 intentos para 194 yardas y un touchdown.

En el partido ante Baltimore, los Raiders estuvieron cerca, muy cerca, pero desafortunadamente no lograron ejecutar en forma para tener oportunidad al final de ganar el partido. El equipo estuvo en desventaja de tres puntos en varias ocasiones, incluso en el ultimo cuarto, pero una buena estrategia de los Ravens y una costosa perdida de balón por parte de Oakland propiciaron que los Raiders sumaran su novena derrota del 2018.

Irónicamente fue el ex Raider Michael Crabtree el que puso el partido fuera de alcance al atrapar un pase de anotación de ocho yardas.

Después de dos semanas consecutivas en partidos de gira, los Raiders tendrán la oportunidad de jugar en casa los siguientes dos partidos en los cuales recibirán la visita de los Kansas City Chiefs y los Pittsburgh Steelers.

El Plata y Negro ahora tiene marca de 2-9 después de 11 semanas.

Advertising